• denissepeduzzi

Requisitos Working Holiday Visa Nueva Zelanda

Actualizado: 13 de jun de 2020

Mi primera vez trabajando en el exterior con Visa Working Holiday fue en Nueva Zelanda. Cómo busqué información, cómo hice para solicitarla y demás pasos del proceso los comparto en este resumen que hice para guiarte por dónde empezar.



Mientras ahorraba como podía para viajar con mis cuatro trabajos (ver cómo hice para ahorrar), iba averiguando los requisitos para la Visa Working Holiday de Nueva Zelanda, cómo se tramitaba y qué papeles necesitaba. Cada experiencia es distinta y no soy la dueña de la verdad absoluta pero hice una clasificación del proceso de solicitud de la Visa en etapas, para explicarlo de manera ordenada. Repito, es solo mi experiencia personal. Acá van:


Etapa 1: Investigación

Buscá en Internet información sobre la Visa, cómo se solicita, los requisitos, seguro médico de viaje y para qué sirve, sobre el país, buscá grupos de Facebook de mochileros en el país de destino, lee lo que allí publican, contactá con algunos que estén en tu situación (siempre hay alguien), lee blogs para conocer la experiencia y recomendaciones de otros viajeros y googlea todo lo que se te ocurra o tengas dudas.

Básicamente la primer etapa para mí fue investigar qué requisitos debía cumplir para la visa y qué trámites tenía que hacer.


Etapa 2: Recopilación

Una vez que averiguaste todo lo necesario para solicitar tu Visa, empezá a recopilar la documentación necesaria o hacer los trámites pertinentes. Por ejemplo, ahondar más en proveedores de seguro médico, seleccionar algunos y pedir presupuesto para ir viendo qué dinero deberás invertir. Investigar precios de vuelos, probar con fecha de partida en distintos meses, aerolíneas y páginas web para conseguir el pasaje más barato. La Working Holiday de NZ no pide examen de inglés pero otras para otros países sí, en esta etapa podrías ir averiguando tipos de examen, dónde se rinde y valor, por ejemplo.

Para mí, esta fase fue empezar a hacer el viaje un poco más palpable, juntar la documentación necesaria para solicitar la Visa e ir previendo lo que se venía si me la aprobaban.


Etapa 3: Solicitar la Visa

Una vez que averiguaste todo lo necesario y buscaste los papeles, decidiste cómo vas a pagar la Visa, tenés tu pasaporte hecho, etc., llega el momento de completar la solicitud. Se hace a través de Internet en la web de Inmigración. Tu usuario y contraseña lo creas en alguna de las etapas anteriores, el día de la solicitud tenés que tener todo listo para loguearte. La solicitud consiste en un formulario que tenés que completar con tus datos.

El día de aplicación a la Working Holiday de NZ tiene una fecha específica que cambia todos los años, se tramita de manera online y luego de que aplicaste, tenés que esperar a que la aprueben.

Tu Visa fue tramitada pero no aprobada, estás en el punto medio. Para que la aprueben, Inmigración evalúa tu caso y es acá donde hay que enviar ciertos papeles y hacer algunos trámites, como por ejemplo demostrar que tenés buena salud enviando una radiografía de tu torso (lo explico más abajo). Una vez que Inmigración tiene todo lo requerido, evalúa tu caso y a los días decide si te te la aprueban.



El email de aprobación se ve así


Etapa 4:

Ahora sí, una vez que ya tenés la Visa tramitada y aprobada, podés comprar los pasajes, contratar el seguro médico, relajarte, investigar más sobre el país y lo que te gustaría visitar, ir viendo qué vas a llevar, qué recomiendan otros viajeros y demás. Es decir, podés ir haciendo realidad el viaje, planeando de a poco pero empezando a concretarlo.


Para explicar esas fases me basé en mi experiencia con la Visa Working Holiday de Nueva Zelanda pero cada país tiene sus propios requisitos, por lo tanto lo que yo expliqué puede variar. Quizás necesites tener los pasajes comprados antes de solicitar la Visa por ejemplo, como el caso de Alemania.


A continuación enumero los requisitos de la Visa Working Holiday de Nueva Zelanda, cómo fue mi experiencia y algunas recomendaciones:


1. Tener pasaporte argentino vigente

Al momento de pedir la Visa, tenés que contar con un pasaporte que esté vigente hasta tres meses después de tu fecha de salida de Nueva Zelanda.


2. Tener entre 18 y 35 años

Para aplicar a la Visa (es decir, solicitarla) debes tener menos de 36 años. Si tenés 35 años al momento de solicitarla y te la aprueban aún teniendo los 35, podés entrar al país con 36. El requisito es que la solicites hasta los 35.


3. Tener pasaje de regreso o fondos para comprarlo

Los pasajes se compran solo cuando tu Visa ha sido aprobada, no antes. Hay quienes recomiendan ir con pasaje de ida y vuelta ya comprados. Yo me fui solo con pasaje de ida y no tuve problema.


4. Demostrar fondos

El país te pide que demuestres que tenés cierta cantidad de dinero para mantenerte el primer tiempo. Este monto y cómo demostrarlo podés encontrarlo actualizado en esta web. Los números pueden asustar pero no necesariamente hay que tener todo ese dinero en verdad. Yo no junté toda esa plata porque me era imposible (ver cómo hice para ahorrar). Para poder llegar al monto total usé resúmenes de tarjetas de crédito mía y de algunas personas que “me hicieron el aguante” con una carta firmada por ellos diciendo que se comprometían a solventar mis gastos, o sea, dinero que no existía en realidad porque no lo iba a usar. Esto está permitido. Ellos solo quieren comprobar que, de ser necesario, tenés con qué “zafar” y comprarte un pasaje para irte de su país.


5. No viajar con hijos o personas a cargo


6. Confirmar que tenés buena salud

Para este requisito te piden una radiografía de tórax que solo se puede hacer en los centros autorizados que se encuentran en Buenos Aires, Córdoba y Mendoza.

Una vez que solicitaste tu Visa y te llegó el mail de Inmigración diciendo que se procesó con éxito, es momento de hacerte esta radiografía y el Doctor se encarga de enviarla a NZ. Para los que no somos de grandes ciudades es un “bajón” tener que viajar a hacerla pero es un requisito. En mi caso, apenas recibí el mail de Inmigración, llamé al centro médico para pedir turno y saqué un pasaje a Córdoba, yo tenía la suerte de que allí me podían hospedar mis amigos. Aún así, fue un viaje relámpago porque viajé un jueves a la noche, viernes me hice el estudio médico y el sábado ya estaba volviendo a Neuquén. Todo en colectivo, o sea que tenía 17 horas de ida y 17 de vuelta solo para hacer un trámite, no existían todavía las aerolíneas low cost.

Por eso fue importante la fase de Investigación que describí antes porque ahí me enteré que la radiografía era un requisito y que debía viajar si o si y la fase de Recopilación ahí profundicé buscando información sobre centros de salud habilitados y cómo pedir turnos, ya había calculado que debía reservar dinero para viajar a Córdoba, logística de alojamiento, etc. Si mi visa era aprobada, el viaje a Córdoba ya estaba todo calculado y planeado.


7. Si o si contratar un seguro médico de viaje

La asistencia al viajero o seguro médico es una póliza que comprás para tener cobertura en caso de accidentes. Acceder a consultas y prácticas médicas en el exterior es MUY caro, por eso contratando la póliza vas tranquilo de que si te pasa algo vas a estar cubierto. En algunos países es un requisito obligatorio y en otros no, como Australia por ejemplo. Pero para mí siempre es mejor tenerlo. A una amiga en Tailandia la rasguñó un mono y terminó en el hospital con curaciones e inyecciones antirrábicas que le costaron una fortuna por no tener seguro. ¡De verdad, muchísimo le costó! ¡Llevá seguro!

Los seguros no cubren enfermedades preexistentes ni chequeos de rutina sino que solo cubren emergencias, accidentes.

Existen distintos planes, precios y proveedores. Por ejemplo Assist Card, Assist 365, Latin Assitance, entre otros. Siempre pedí que te detallen bien las prestaciones de la póliza para saber qué estás comprando y, considerando la situación del 2020, diría que también preguntes si las prestaciones cubren casos excepcionales como una pandemia. Seguramente, después de todo esto que acarreó la pandemia, las compañías de seguros tendrán que rever sus prestaciones.


8. El objetivo principal de tu viaje debe ser vacacionar, trabajar debe ser secundario

Esto no es muy relevante. En ningún momento de la solicitud ni del viaje tenés que demostrar esto. Digamos que si te preguntan razón principal de tu viaje decís “conocer NZ” y listo.


9. No haber tenido una Visa Working Holiday para NZ antes


10. Abonar el costo de la Visa

Se abona con tarjeta de crédito a través de Internet al finalizar tu solicitud. Cuando ya completaste el formulario de la web y llegás al final, te pide los datos de la tarjeta. Se puede pagar con tarjeta de otra persona, no necesariamente tiene que estar a tu nombre.

Por las dudas, llamá al proveedor de tu tarjeta (Visa, Mastercard, etc) y avisá que tal fecha vas a realizar un pago internacional. Por seguridad ante el robo de tarjetas de crédito, los pagos en plataformas web internacionales suelen estar bloqueados y vos tenés que habilitarlo. Llamá unos tres días antes de hacer el pago al teléfono que sale al dorso de la tarjeta e informales. Si no, puede que te rebote el pago. Y también tené en cuenta que quizás hoy en Argentina cobren además el 30% de impuesto por compra al exterior, la verdad yo no tengo esta información para confirmar o negarlo.


Este fue un resumen de mi experiencia. Pasé de tener desconocimiento total de lo que era una Visa Working Holiday a poder compartir información que he aprendido en el camino. Si te interesa obtener este permiso de trabajo el primer paso es leer, informarse y ponerte en contacto con personas que puedan brindarte información. Si tenés alguna duda estaré feliz de darte una mano.

59 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo